Cuidados de la Prímula durante todo el año

La Prímula también conocida como Primavera abarca algunas de las plantas de interior más populares. Sus flores son muy bonitas, coloridas y fragantes, y se desarrollan en invierno y primavera. Algunas crecen mucho mejor como plantas de jardín, pero muchos especímenes de exterior se constituyen como excelentes plantas de interior; si las llevas al jardín luego de la floración, puede que continúen formando flores. Si te sientes atraído por esta planta, sigue leyendo para conocer sus cuidados y modo de propagación.

El periodo principal de floración de las especies de interior de la prímula es a mediados de invierno y principios de la primavera, aunque algunas siguen floreciendo durante el verano. Aunque son plantas perennes, en muchas ocasiones se las trata como anuales, pudiéndolas disfrutar durante la floración para después descartarlas; pero pueden conservarse para que florezcan año tras año.

¿Cómo se cuida la Prímula?

La época de floración de la prímula termina a finales de la primavera. Mantén tus plantas frescas durante todo el verano, a 16 ° C y protegidas en un lugar iluminado, pero jamás expuestas al sol directo. Es importante que la mantengas bien ventiladas. Riégala regularmente para que el compost se mantenga siempre húmedo y plántalas y trasplántalas a finales de verano, usando un buen compost.

Trasplanta en años alternos, colocando la prímula en recipientes una medida más grande que los anteriores hasta llegar a uno de 15 cm de diámetro como máximo. Si las plantas crecen demasiado, divídelas y planta las partes por separado.

En los años en que no trasplantes a la Prímula, realiza abono de superficie. Retire las hojas muertas o marchitas y ve incrementando de poco la cantidad de agua para que la planta vuelva a crecer.

En otoño e invierno mantén la temperatura entre los 10 y los 13 °C y colócalas en un sitio con buena luz para que sobrevivan, pero no las expongas al sol directo. Por otra parte, mantenlas bien ventiladas, evitando las corrientes de aire frío.

Cuando estén en flor, riégalas regularmente y cada dos semanas incorpora un fertilizante líquido al agua en otoño, cuando surjan los primeros pimpollos. Siempre que rocíes las prímulas con agua, ten cuidado de no mojar las flores.

¿Cómo se propaga?

Propaga las prímulas través de semillas. Siembra las semillas en un recipiente repleto de buen compost con un poco de arena gruesa; reafirma y moja la mezcla, esparciendo luego las semillas sobre la superficie cubriéndolas con una capa delgada de compost. Lleva el recipiente en un propagador, manteniendo la temperatura a 16 °C y colócalo en la sombra.

Cuando las semillas hayan germinado, colócalas en un sitio más iluminado pero no expuestas al sol directo. Cuando las plántulas sean lo suficientemente grandes como para ser manipuladas, plántalas en un compost similar al anterior de manera individual. Asegúrate de que estén en un sitio bien ventilado, manteniéndolas en la sombra, húmeda y a una temperatura uniforme.

Cuando hayan crecido demasiado para el recipiente en el que se encuentran, trasplántalas a uno mayor con el compost habitual y abónalas con un fertilizante líquido hasta que aparezcan los primeros pimpollos.

Fuente: www.guiadejardineria.com

Plantas Salgar

Vivero Almería donde te asesoramos sobre el tipo de planta ornamental que mejor se adapte a tu entorno.

Paraje Galianilla, 39
04700 El Ejido - Almería

Teléfono: 950 93 76 31 / 654 07 55 42

Fax: 950 93 76 31

Ofrecemos:

  • Plantas Verdes

  • Plantas de flor

  • Plantas de colgar

  • Plantas de exterior

Galería de Imágenes